Descripción del Proyecto

Amueblar un ático habitable, por razones de altura de techo y sus diversas inclinaciones, puede poner en dificultades a cualquiera. La clave está en encontrar la solución que le permita aprovechar al máximo el espacio disponible y hacer que el entorno sea único y personal.

Para iniciar el proyecto de un ático es necesario partir del estudio de las alturas para posicionar los sistemas en las zonas bajas y estudiar las áreas de servicio como armarios. La gran ventaja de una sala de estar en el ático es su iluminación natural, que a través de lucernarios y ventanas deja pasar la luz sin ser obstaculizada por los edificios que la rodean. Para las horas de la tarde es recomendable utilizar el espacio entre los haces para integrar focos o parlantes que transmitirán música en la sala.

Efecto teatral

En el área donde el techo es más alto, creé la estantería que crea un orden visual con su simetría, llevando la mirada hacia arriba. El conducto de la chimenea está resaltado por un color azul aviación. El cómodo asiento frente a la chimenea, con la adición de sillones, favorece el diálogo gracias a su disposición vis-a-vis.

Casa en el núcleo

Esta sala de estar en realidad se creó uniendo las dos casas en el núcleo. Por ello, se han insertado 3 escalones que van desde la zona de la chimenea hasta la zona de la TV. La decisión de dividir estas dos funciones se debe al estilo de vida de la familia. El sofá, situado en la zona más alta, tiene una práctica librería con estantes abiertos como respaldo, que actúa como soporte del sofá de abajo de cara al televisor.

Divide espacios de forma inteligente

Una pared divisoria ligera actúa como soporte del televisor y cierra la zona de almacenamiento donde desciende la altura del techo. El truco adoptado para ampliar el espacio es mantener la conexión visual con el armario a través de la abertura en la parte inferior del tabique.